12 nov. 2008

Gastar en tiempos revueltos

La cúpula de Barceló en la ONU ha costado 20 millones. 500.000 euros proceden del Fondo de Ayuda al Desarrollo. "Todo lo relacionado con derechos humanos es ayuda al desarrollo", dijo el representante español en Ginebra
¿Ah, sí? Es decir, que para sentarse a hablar sobre los derechos humanos (ya no digo tomar ningún tipo de decisión o mucho menos ponerla en práctica) son necesarios 20 millonazos de €uros. De los cuales 8 son dinero público, y de éstos, 500.000 € son del FAD.
¡Pues sí que nos sale cara la gracia!

Por supuesto que ya sabemos que se gasta demasiado dinero en los edificios que albergan las reuniones de la inútil prole política, pero es increíble el desparpajo con el que justifican semejante estupidez.

"No por estar en tiempos de crisis hay que sacrificar ese ámbito de los derechos humanos". (Javier Garrigues, diplomático español en Ginebra).
¿No reformar una cúpula de 20 millones de euros es sacrificar el ámbito de los derechos humanos? ¿Pero es que nos toman por imbéciles?

Ahora, eso sí, al artista parece que no le ha sentado bien que se hable tanto de dinero malgastado (¿será porque estamos en tiempos de crisis y nos empieza a tocar las narices que nos hayan robado para los bancos mientras nos quedamos sin trabajo ni casa ni nada? ¿será por eso?) en vez de hablar de su obra. Pobrecito.

¿Quieres que hable de tu obra? Una mierda. Es una soberana mierda. Para tirar el dinero así sería mejor que lo juntaran en un buen montón, le prendieran fuego, y al menos dieran calor al que no tiene donde calentarse. Por favor...

Fuente de la noticia | La Vanguardia.