1 jul. 2009

Bélgica y Holanda 09


Namur (preciosa capital de Valonia)

IMG_1610

IMG_1639



Lieja (poco tiene que ver)

IMG_1672


Ahora nos vamos para Holanda, pero volveremos a Bélgica, solo que a la parte flamenca.


Maastricht (preciosa, mal día para fotos, pero una joya de ciudad)

IMG_1702

IMG_1699

Nunca vimos tanta bicicleta en nuestra vida... Es GENIAL.


IMG_1704

IMG_1690

¡Vaya estación de tren! (por cierto, los trenes en ambos países, magníficos)


Holanda en tren

IMG_1742

IMG_1750


Ámsterdam

IMG_1786

IMG_1794

No, no está torcida la foto, está torcida ¡la casa!


IMG_1826

IMG_1871

Como no era época de tulipanes, solo los vimos en algún puesto contado, nada de campos de tulipanes, lástima.


IMG_1894


Róterdam (diferente)

IMG_1923

IMG_2011

IMG_2029


Kinderdijk (un pequeño paraíso)

IMG_1934

¡Como posan los coquetos!


IMG_1941

IMG_1945

IMG_1983

IMG_1990



Nos volvemos para Bélgica:
Se ve rara la catedral ¿verdad? Es lo que pasa con 1" de exposición cuando aún no es muy de noche. El caso es que me moló así, más original que las otras pruebas.


IMG_2171

IMG_2173


Brujas (de ensueño)

IMG_2252

IMG_2220

IMG_2235

IMG_2266

IMG_2270

IMG_2277

IMG_2283

IMG_2295

Adoro esta bici...

Aquí sí que se trabajaban las farolas...

¡Qué gracioso es el chiquitín!


IMG_2585

IMG_2591

IMG_2597

IMG_2600

La gran plaza de Bruselas es un hervidero de vida, y una obra de arte.


Los nombres de las localidades son enlaces a las fotos en flickr de cada ciudad (por comodidad), pues hay más fotos de las aquí puestas, por si las queréis ver (algunas son curiosas o simpáticas o simplemente no caben todas aquí... xD). La galería completa la podéis ver aquí.

Y tantas que se han quedado fuera... Pero supongo que os hacéis una idea de lo bonita que es la zona, y de lo bien que nos lo pasamos viendo tantas cosas bellas. Son países que aman la bicicleta, el transporte público y el chocolate y la buena (¡¡buenísima!!) cerveza. ¡Qué más se puede pedir!

Aquí os pongo la ruta (la hicimos toda en tren). Fue como nuestro añorado interraíl, pero sin billete interraíl (al pasar los 26 nos sale caro, y ahora es muy limitado, cunde pagar los billetes por separado).

10 comentarios:

  1. Bueno, de casi 1500 fotos es difícil escoger.

    Algún día volveremos en mayo para ver campos de tulipanes, cago en la leche... xDDD

    ResponderEliminar
  2. No se si darte la bienvenida, te lo habras pasado genial por ahí, y decirte: ¡hola! ¡que bien que has vuelto! no se como te sentará.
    XD
    Me gustan las fotos pero tengo una curiosidad:
    ¿porqué está torcida la casa? ¿estaba fumado el constructor?
    Saudiña

    ResponderEliminar
  3. jejejeje Sienta bien, no hay problema.

    Pues no sé historia en concreto de esa casa, la verdad. Era una cafetería. Pero supongo que será como tantas otras torcidas (aunque menos, por estar contra otras casas) en Ámsterdam. Está todo sobre agua, y hay un montón de casas torcidas. ¡Pero no caen las condenadas! Y eso que la de la foto pone 1695, ahí es nada... Supongo que por aquel entonces no estaba permitido el cannabis aún, así que quizá el arquitecto estaba beodo o vete tú a saber.

    ResponderEliminar
  4. Oye Wen...alguna de las fotos...tela, eh?

    Por ejemplo, lo sacar un primer plano y el paisaje (en principio, lo que se podría considerar importante) desenfocado, te ha quedado tremendo.

    La de Namur, el manillar de la bici de Amsterdam... Los molinos están que te cagas, pero el tornillo no tanto.

    Y la que es preciosa es la de los molinos con nubes de fondo. Yo sólo le pondría una pega: me gustaría un pelín menos de hierba para sacar un cacho más de cielo.

    Ah! La bici es chula, pero seguro que si tuvieras que pedalear en ella no te gustaba tanto...juer, qué miedo ir ahí subido!

    Peazo viaje que os habéis pegado ¡enhorabuena! ¡Qué envidia!

    ResponderEliminar
  5. Sí, a veces este tipo de pruebas quedan bien.

    El viaje... La dinámica de siempre... xD Llegar a un sitio, buscar alojamiento barato, mirar horarios del siguiente tren y pulular al gusto.

    Y con trenes tan bien organizados y billetes abiertos de hora como allí, la libertad es total. Nos encanta viajar en tren.

    Para ir de Róterdam a Kinderdijk (que está cerca) íbamos a ir en bici, pero esas nubes amenazadoras nos convencieron de ir en barco (gran red de ferrys tienen por allí). Total, nos llevamos las bicis en el barco, que allí todo está preparado para las bicicletas (y su transporte gratuito). Así recorrimos los molinos en bicicleta. El amor de los países bajos por ese medio de transporte nos ha cautivado.

    jeje Que tú digas qué envidia... Con esas pateadas por el monte que os metéis... Llegando a sitios que no sé si nosotros nos atreveríamos... Aunque evidentemente, y aunque no te llamen tanto las ciudades, seguro que disfrutarías con los cascos viejos de ciudades como estas.

    ResponderEliminar
  6. Bonito viaje, si señor. Hace tiempo que mi compi y yo estamos posponiendo hacer algo así, pero, por h o por b nunca es buen momento. Ya me jodería esperar a que me tenga que llevar el inserso XDDD

    ResponderEliminar
  7. A esa hora que en Galicia llamamos "entre lusco e fusco", los fotógrafos la llaman "la hora azul". En la foto de la Catedral de amberes se aprecia muy bien.

    Ya sabía de vuestra afición a los trenes. Yo, casi nunca los cojo. Para grandes distancias, cuando no tenía vehículo propio, siempre tiraba de bus. Una vez fuí en tren a Madriz...y acabé como un poseso. A la novena hora yo quería ya pegarle fuego al tren, tirarme a las vías, matar al revisor... Soy poco paciente, me parece. XD

    En las ciudades sí que me gusta, como dices, el burgo medieval. Las que no tienen, directamente, podrían dinamitarla entera.

    Y en el campo...tampoco te creas que hacemos cosas muy raras. Yo soy un cagueta, y en cuanto la pendiente es muy pronunciada, me giño y retrocedo. Lo que si hacemos es patear. Horas y horas. 12 o 14 horas, por nieve o riscos. Pero eso, caminar, que de lo que se trata es de pasarlo bien, y yo escalando me hago caquita. XD

    ResponderEliminar
  8. Hola Wen y compañía, gracias por compartir con nosotros este viaje, ya me han entrado unas ganas locas de cambiar de aires :)

    Empiezo a comentarte desde el final:

    Me gusta la última foto, sobre todo por el color del cielo.

    La plaza sacada desde el empedrado (a mí me encanta tirarme por el suelo, será que tengo algún gen de lagartija)

    La hierba con el arco al fondo desenfocado

    Las barbas de la estatua

    El molino cuya aspa tapa el sol con ese cielo tan bonito y su nube

    Con esa foto de Gante me han entrado ganas de conocerla

    Esos prados verdes de Holanda...

    En cuánto a la galería completa, me hizo mucha gracia esa media luna dorada enrejada y ¡me encantó el esqueleto! que forma parte de algo más que no se ve.

    Están geniales. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. El esqueleto es parte de uno de esos púlpitos desde los que los curas debían acojonar al personal. Impresionantes y recargados, siempre (o casi) en madera.

    En la foto no se ve, pero el tipo de la barba sujeta un balconcete o algo así.

    Sobre el arco en Bruselas, tomé la foto contraria, centrando el enfoque en el arco, y me pareció tan típica...

    Sobre el color del cielo, en esa etapa del día con tiempo de exposición queda precioso, me gustan más que cuando son nocturnas totalmente. Además es de agradecer que mientras la gente se movía por la plaza, alguna persona se hubiera quedado quieta durante ese tiempo, dando ese efecto que me gusta tanto...

    Un saludo Raíña.

    ResponderEliminar
  10. Pues sí Wen, estoy totalmente segura de que la gente que iba a la iglesia estaba atemorizada. Conmigo no les iba a funcionar, prefiero un demonio a un angel ;)

    Gracias por las explicaciones.

    ResponderEliminar