26 mar. 2011

Analfabetismo político

Observen este par de carteles:



Como no he encontrado ninguna foto que se viera mejor, os escribo aquí alguno de ellos:

“Queríades un Vigo moderno e respetado. E o fixéchedes“

“Queríades o Vigo das grandes infraestruturas. E o fixéchedes“

A los que conocen bien el gallego ya les estarán llorando los ojos, pero para los que no, pongo aquí las frases en castellano con unos errores más o menos de la misma gravedad:

"Queriais un Vigo moderno y respetao. Y lo hicistes"

"Queriais el Vigo de las grandes infraestructuras. Y lo hicistes"

Sí, debería ser "queríais", con tilde y "respetado"; del mismo modo que en gallego debería ser "queriades", "respectado" y "fixéstelo" (con la o después del verbo, y no antes).

De hecho, un sindicato gallego de la enseñanza ya ha pedido la retirada de los carteles.

Que muchos políticos que tenemos en Galicia pasan del gallego olímpicamente, como él, no es cosa nueva. Que cuando se ven forzados a usarlo, lo hacen realmente mal, tampoco. Lo que descubrimos ahora es que tampoco saben usar un corrector ortográfico, ni asesorarse a la hora de preparar una campaña, y al menos, escribir bien.

Eso sí, debo admitir que las meteduras de para lingüísticas también las mete en el castellano, pues los vigueses hemos recibido una revista propagandística en el buzón, en la que se hace gala de un gusto tremendo por la ausencia de tildes y demás errores ortográficos:


Yo ya estoy hasta las narices de sus carteles (ya no de ahora en campaña, sino durante todo el mandato, en obras y demás), un gasto estúpido y una propaganda estrafalaria. Pero que aún encima ni siquiera estén bien escritos... Tiene bemoles el asunto.

18 mar. 2011

Manifestación, 20 de marzo. Madrid



MANIFIESTO

Contra los recortes, por el empleo,las pensiones y los derechos sociales

Las organizaciones políticas y sociales, y los ciudadanos y ciudadanas que apoyamos esta convocatoria, lo hacemos convencidos de que ha llegado la hora de parar las políticas de ajuste que está aplicando el Gobierno del PSOE al dictado del capital financiero y de las grandes empresas, cuyos intereses pretende salvaguardar.

Estamos decididos a hacerlo mediante la movilización y la acción política democrática (que va desde la organización y la lucha social hasta evitar que nuestro voto sea utilizado en las próximas elecciones para avalar medidas de derechas).

Las políticas que impone el Gobierno no apuntan mejores condiciones para salir de la crisis. Al contrario, las empeoran. El paro sigue creciendo, la economía permanece estancada y los derechos laborales y sociales retroceden. Esas políticas se nos presentan como inevitables, pero eso no es cierto. Son sólo decisiones que favorecen a los grandes poderes económicos y a quienes especulan, aprobadas al dictado de los llamados mercados. El capital financiero está de enhorabuena: prácticamente todas las medidas adoptadas por el Gobierno desde que comenzó la crisis han estado directa o indirectamente orientadas al beneficio de la banca. El Gobierno no se inmuta cuando insiste en que sus decisiones no recortan los derechos sociales.

Sin embargo,la realidad es que castigan a los más desfavorecidos: congelación de pensiones, mayor facilidad para el despido, recorte del gasto social que afecta a los servicios públicos, incluida la educación, la salud y la dependencia, reducción de las retribuciones en la función pública, ataque al sistema público de pensiones y amenaza contra los instrumentos de negociación colectiva que permiten la defensa del mundo del trabajo.

No se ha tomado ni una sola medida para hacer pagar la crisis a sus responsables.
Por eso hay que indignarse y es imprescindible rebelarse con la movilización, la lucha y la organización.

Otra política es necesaria.
No sólo para defender los derechos y las conquistas de las gentes que vivimos de nuestro trabajo, y de quienes ni siquiera pueden hacerlo porque están en paro, sino también para regenerar la democracia, jibarizada al servicio de los llamados mercados, y encauzar el avance económico hacia un nuevo modelo productivo, que tenga en cuenta la crisis ecológica y, por tanto, sea sostenible tanto humana como medioambientalmente.

Basta de engañar a la ciudadanía: existen otras formas mucho más realistas de interpretar el origen de la crisis, existen políticas más eficaces para salir de ella, y existen medidas que no harían pagar sus consecuencias a los que menos tienen. Son posibles y viables, como muestran numerosos estudios solventes, las propias Naciones Unidas y las experiencias de algunos países. Sólo hay que contar con la voluntad política de Gobiernos decididos a aplicarlas y, para ello, con la movilización social y el cambio político necesario.

Algunas de las medidas que consideramos necesarias son:

1.- Elaboración, dotación presupuestaria y aplicación de un Plan de Urgencia por el Empleo y el Estímulo Sostenible de la Economía, como base para la lucha contra la crisis y basado en medidas contra la exclusión, el desempleo, la contratación laboral precaria, la pobreza y la desigualdad de género. Plan urgente de Empleo/Formación para trabajadores en desempleo. Implantación general de la semana laboral de 35 horas.

2.- Adopción de las medidas necesarias para suspender la ejecución de desahucios de la vivienda habitual y el corte de servicios básicos (luz, gas, agua…) en el caso de personas en desempleo. Modificación de la legislación hipotecaria para regular la dación en pago como única garantía hipotecaria de la vivienda habitual.

3.- Anular las reformas emprendidas para debilitar el sistema público de pensiones y apertura de una negociación sobre el futuro del sistema basada en su fortalecimiento, el respeto de las condiciones actuales(jubilación legal a los 65 años, 15 años de período de cómputo y 35 años como tiempo para asegurar el 100% de la base reguladora), el avance hacia la jubilación en edades inferiores a los 65 años y las estrategias para aumentar los ingresos del sistema de la seguridad social mediante la creación de empleo, la igualdad de salarios entre hombres y mujeres, la eliminación de la economía sumergida, la cotización en el sistema de las becas, la elevación de los topes de las cotizaciones máximas, y el incremento de los salarios para recuperar el peso que han perdido en el renta nacional en los últimos quince años.

4.- Puesta en marcha de un plan para asegurar la financiación de proyectos de inversión creadores de empleo y la liquidez de pequeñas empresas y autónomos a través de los apoyos públicos y el crédito necesario. Plan de rehabilitación de la vivienda habitual.

5.- Impulso de los programas de gasto social, equiparándolo en todo el territorio nacional a la media europea en educación, sanidad, pensiones, servicios de dependencia e igualdad. Puesta en marcha de un plan de racionalización del gasto de las Administraciones Públicas. Reformas legales para impedir y,en su caso, castigar severamente la corrupción.

6.- Rechazo claro del Gobierno de las políticas europeas basadas en el llamado Consenso de Bruselas, acordado entre conservadores y socialdemócratas europeos (que en nuestro país representan principalmente el PP y el PSOE), que refleja la connivencia con los intereses financieros y los continuos ataques contra la soberanía de los pueblos y su expresión democrática.
Exigencia de un funcionamiento verdaderamente democrático de todas las instituciones europeas, incluido el Banco Central Europeo.

7.- Apertura de una mesa de negociación sobre la Reforma del Modelo Productivo (que incluya política industrial, energía, sectores productivos prioritarios, democratización de las empresas y de la economía. Banca Pública, reforma educativa y de la formación profesional, impulso de la I+D+i, etc.).

Para obtener los recursos necesarios y dotarse de los instrumentos financieros adecuados para estos objetivos es preciso:

A) La puesta en marcha de una reforma fiscal basada en una fiscalidad justa y progresiva donde contribuyan más quienes más tienen, especialmente las grandes fortunas y patrimonios, los beneficios de los bancos y las grandes empresas, y sobre las transacciones financieras. Adopción de un plan urgente contra la economía sumergida, contra el fraude y la evasión fiscal así como la prohibición inmediata de la actividad de los bancos y cajas de ahorros españoles en paraísos fiscales.

B) La suspensión del proceso de privatización y bancarización de las Cajas de Ahorro y su transformación en un polo de Banca Pública. Nacionalización de las instituciones financieras que no cumplan su función social de facilitadoras del crédito. Control de las actividades especulativas sobre la deuda soberana.

CONTRA LOS RECORTES, POR LAS PENSIONES, EL EMPLEO Y LOS DERECHOS SOCIALES
20 DE MARZO 12H -PTA. DE TOLEDO- MADRID

7 mar. 2011

Peregrinación contra la inmoralidad de la banca


¡Ya está confeccionada la ruta de José Luis Burgos! Están son las ciudades y los días que permanecerá en cada una. Como indicábamos en la crónica anterior, esto es un movimiento ciudadano de repulsa a la arrogancia de la banca y demás entidades financieras. Que esta ruta tenga éxito depende de la capacidad de solidaridad de los ciudadanos. Es un reto para la propia sociedad. Una demostración de que la pasividad y la conformidad no son las normas de conducta que aceptamos. Como podéis ver hay dos etapas una antes de semana santa y otra después hasta el 20 de mayo.


Tanto individuos como organizaciones sociales pueden colaborar localmente: Desde acompañar a José Luis delante de la central del Santander en la ciudad, organizar actos, avisar a medios de comunicación, aportar económicamente, acogerle en su hogar, hasta cualquier acción que se te ocurra. La respuesta está siendo muy positiva. Todo aquel que quiera se puede seguir sumando en joseluisenhuelga@gmail.com.
En pocos días (2 o 3 como mucho) vamos a coordinar a las diferentes personas o grupos que han mostrado sus ganas de colaborar. Pero ¡Seguimos creciendo! ¡Todos somos igual de importantes y necesarios!


Visto y copiado de | Jose Luis Burgos en Huelga