28 feb. 2011

Analepsis y olé


No puedo últimamente sino sentir una sensación de analepsis, una especie de vuelta al pasado nada agradable, pues los motivos no son buenos. Y es que parece que últimamente este país quiere repetir su historia más reciente, con sus detalles más desagradables al frente. Aquella época final de la última legislatura de Felipe González, donde los casos de corrupción y las cifras de paro mareaban.


Quién no recuerda casos como el de Roldán, allá por el 94, entre otros muchos casos de corrupción de la época final de González. Corrupción, un término muy ligado a España, nada de lo que enorgullecerse en este caso. Del GAL mejor ni hablamos. Lo malo es que a día de hoy, las cosas no han mejorado mucho en este sentido, pues casos como el Gürtel o el Malaya demuestran que seguimos en el mismo punto.




El paro es otro tema que estuvo y vuelve a estar de moda. Hay quien aún quiere usar el tema de que la crisis es mundial (también en esto volvemos al pasado, recordando la crisis del 93), y de que en todos los sitios están igual (o casi) de mal que aquí. Pues veamos, bien o mal, lo que tengo claro es que en otros países están trabajando, mientras aquí estamos en paro. Y para quien no se fíe de las palabras, un par de imágenes:



No hay ni un solo país en la zona euro con un nivel de paro semejante, ni si quiera cercano. Ni en el mundo desarrollado. Nada menos que un 20,2% de la población activa, más de cuatro millones y medio de personas. Para comparar, y ya que estamos en la analepsis, en la época de González se alcanzó la nada despreciable cifra del 24,6% de paro, todo un logro.



Pero si algo me ha hecho recordar aquella época, en suma a todo lo anterior, ha sido la nueva debacle de Ruiz Mateos y su pseudo-imperio, Nueva-Rumasa. Cómo olvidar aquella expropiación, aquel "Que te pego leche", aquel traje de Super man, que se ponía para dar la nota, aquella cantidad de gente que se quedó en paro, y los millones que se fueron por el desagüe... Casi igualito que hoy en día, en el que la empresa Nueva Rumasa debe un montón de dinero, y los proveedores están que trinan por cobrar lo que se les debe.


De los recortes de los últimos tiempos ya hemos dicho y comentado todo, han sido muchos pasos atrás. Eso sí ha sido una vuelta a un pasado, pero más lejano, si cabe.


En fin, así me siento, como si hubiéramos desandado lo andado en los últimos años. ¿Realmente hemos avanzado? 

23 feb. 2011

El cine español o cómo mantener un dinosaurio


Me ha llamado mucho la atención esta entrada de Mi Mesa Cojea acerca del tema de las subvenciones al cine español. Como quien lleva ese blog ya ha rodado cosas supongo que sabe de lo que habla. Pero si no nos fiáramos tenemos noticias como ésta: "Pa Negre", la película triunfadora de los Goya (que no por ello la mejor, aunque no tiene mala pinta) ha costado cuatro millones de euros, de los cuales el 82% provienen de subvenciones públicas.

No está mal. El tema es que la entrada de Mi mesa cojea sugiere que se puede rodar una peli por menos de lo presupuestado y sacarse un buen pellizco en subvenciones. No parece descabellado.

Se puede discutir si se ha de subvencionar el cine, que según la película es arte o no, algo muy subjetivo. Lo que toca las narices, es que tras pagar los españoles las películas con nuestro dinero (pues el dinero público sale de nuestros bolsillos, no de un caldero mágico, que a veces lo olvidamos) no podamos verlas como y cuando queramos, y se nos llame delincuentes por verlas en la red o bajarlas de la red. Y se saquen leyes para que, sí o sí, paguemos antes de hacer la película (con las subvenciones) la veamos o no, y después en la sala de cine o comprando/alquilando el DVD.


Pues no. Pagar dos veces por lo mismo no. Des eso nada. Ya pueden cambiar el sistema de subvenciones, por algo más lógico y menos chanchullero, pero mantener un dinosaurio obsoleto y engulle - euros no es lo más apetecible para los espectadores.

En ese sentido me ha gustado la coherencia de Alex de la Iglesia, que primero escuchó a la gente a través de la red, luego se reunió con representantes de los internautas para escuchar sus puntos de vista (solo esto ya es poco habitual, y menos en los lobbies de las artes en este país) tras lo que cambió su opinión inicial, por lo que fue mal visto entre sus compañeros; luego pronunció un sincero y firme discurso en los Goya manteniendo la nueva postura y la propuesta de conciliación entre las partes, y defendiendo la red como un buen medio de difusión, y manteniendo que la industria se ha de adaptar a los espectadores, de los que al fin y al cabo, comen.



No hay un solo político, o personalidad pública en este país que asuma errores en su criterio públicamente como él lo ha hecho, pero que además de ello, demuestre con hechos, y no solo con palabras sus ideas. Su nueva película tendrá licencia Creative Commons, está siendo rodada sin ninguna subvención, y será distribuida por internet a 2€.

Coherencia.

20 feb. 2011

El arte contemporáneo y los "expertos"



Mi sueño hecho realidad. Debo hacer constar que ni me gusta Tele5 ni mucho menos ese programa, "El buscador", pero este reportaje me ha llamado la atención.

Visto en |  este tweet.

16 feb. 2011

6 años


Hoy mismo hace seis años que monté este chiringuito. Lo monté sin ninguna pretensión y poco a poco se ha ido amoldando a mí, con los respectivos cambios (tanto de contenido como estéticos) que según iba sufriendo yo, los iba heredando 1m2.

Sus números son muy modestos, pero a día de hoy constantes en lo que a visitas se refiere. No es que sea un asunto al que le de importancia más allá de si el número fuese muy cercano a cero :-P.

En 1m2 se han escrito 365 entradas de todo tipo en estos 6 años. Las más visitadas (por visitas desde Google principalmente) en general no tienen mucho valor, pero a veces en internet vale más un título acertado y buen posicionamiento en Google que otras cosas (si bien pueden ser curiosas o interesantes).


  1. El Google original
  2. Imágenes inéditas de Chernobil
  3. El Sireno
  4. Conejitos suicidas VI
  5. Salisbury, Stonehenge y Bath (fotos)
  6. etc.


Las principales fuentes de tráfico (excluyendo las redes sociales y Google) son la cueva de Mendigo (La mirada del mendigo), la de Manolox (Videoteca alternativa), la de fotos de Javi (Mis vistas del mundo) y la Cueva de Picapiedra, todas ellas más recomendables que esta. Ellos son, además, los más asiduos comentaristas y visitantes y, por tanto, los que mantienen más vivo este chiringuito en cierto modo.

Sin embargo sé que lo visitáis muchas más personas a menudo, a muchas de las cuales sigo en las redes sociales o en sus blogs, que también procuro visitar aunque muchas veces no comente.

La mayoría de visitas vienen de España, pero también hay muchas desde Sudamérica, EEUU (normal dado el idioma), aunque también ha caído alguna de los Países Bajos ¡e incluso de Corea del Sur!. Evidentemente alguna búsqueda google de imágenes y cosas así.

A nivel de navegadores, los más usados para entrar aquí son Internet Explorer (40%), Firefox (33%), Chrome (13%) y Safari (11%).

Si nos fijamos en los sistemas operativos, Windows se lleva la mayor parte de la tarta, con un 78%. Le sigue Mac OS X con un 14%. Otros Unix con un 5%. iOS en el del iPhone 1%. El resto (Blackberry, PSP, iPad, Nokia, iPod y cualquier cacharro desde el que se pueda navegar <1%). En ese menos del 1% también sale Linux, así que los más habituales deberíais revisar el agente del navegador, que se debe estar identificando como otra cosa (seguramente para que algunas páginas mal hechas se vean mejor), pues no me cuadra mucho esa estadística.


A todos los que tenéis a bien visitar este espacio, y hasta comentar, os lo agradezco encarecidamente. También doy las gracias a todo el que enlaza o ha enlazado este blog en sus espacios o redes sociales. Espero que de vez en cuando podáis sacar algo interesante de aquí (alguna foto, alguna reflexión, algún chiste o alguna canción), y también que os pueda ser útil cuando queráis difundir (modestamente) algo. Este espacio es vuestro espacio, el de todo el que quiera participar en él.

¡Un abrazo a todos/as!

6 feb. 2011

El modelo alemán y la Europa de cartón


La foto es un símbolo de lo que está haciendo Alemania con Europa: decirle lo que tiene que hacer, para no irse por el abismo. En la reciente reunión que han mantenido los líderes europeos en Bruselas, Merkel y Sarkozy han propuesto un "pacto por la competitividad" (léase pacto por la precariedad), para que sea el guión a seguir por los países europeos a conveniencia de los teutones. Básicamente se trata de una serie de medidas (que no han gustado en el resto de países) para empeorar las condiciones de los trabajadores, siguiendo la corriente neoliberal de que solo bajando sueldos se consigue competitividad y generación de empleo, la misma falacia de siempre. Más medidas de las que ya se han tomado en Irlanda, España, Grecia, o hasta la propia Alemania, uno de los países de la UE donde más han crecido las desigualdades en los últimos años y donde están perdiendo más poder adquisitivo los trabajadores (ver PDF caída salarios alemanes). Por si fuera poco, Alemania quiere que estas medidas se aprueben sin seguir los canales europeos, pasándose por el forro a la Comisión europea (lo que no ha gustado a Barroso).

El que la mayoría de medios llaman "el motor de Europa", Alemania, no es más que una especie de China europea: búsqueda de salarios bajos y mucha exportación; e impone su receta a toda la comunidad europea, arrastrándonos en sus errores. Como ha hecho recientemente Merkel visitando España, revisando si se habían aplicado las medidas que nos empobrecen (reforma laboral, pensiones...) y apuntando que hay que seguir por esa línea. Claro, un país que empobrece a sus trabajadores (atrás va a quedar aquella Alemania de mucho gasto social y poca desigualdad del pasado) qué no pedirá para sus vecinos.

A mí ya no me la cuelan: esta Europa no es la que quiero. La Europa de los mercados, del liberalismo, de la desigualdad, de la precariedad. Empobrecernos todos para mantener a Alemania, y a los bancos. Pues no, no quiero pertenecer a esta Unión Europea. Por mí que se la metan por el Arco de Triunfo.