20 ene. 2007

Insulto político

La situación política últimamente en este país es un insulto a los ciudadanos. Está muriendo gente a manos de los terroristas y hay sobre todo un partido que no hace más que utilizar tal situación para sacar provecho electoral. Evidentemente me refiero al partido de extrema derecha encabezado por el señor Rajoy, por mucho que se empeñen en autodenominarse "de centro". Con una actitud altiva, creyéndose siempre en poder de la verdad y con derecho a estar siempre en el poder cuan oligarquía, este partido está creando la mayor parte de los problemas políticos actuales, sin lugar a dudas. El sector más moderado de su partido está empezando a perder la confianza, y la popularidad de su líder cae entre el electorado. No se puede hacer una oposición de niño enfadado porque no se le compra una piruleta; no se puede estar en desacuerdo hasta en lo más básico y vital, no se puede decir que el Gobierno lo esté haciendo todo mal, que ya es difícil hacerlo absolutamente todo al revés, ¿no creen? Esto desacredita cualquier opinión enrabietada de este partido, y cuando el Gobierno realmente se equivoca, como la oposición por sistema critica sin ton ni son, acabará por no hacérsele caso, y nos encontraremos con que uno de los partidos mayoritarios en el Congreso (que ocupa muchas butacas) está realmente estorbando, y no ayudando a gobernar y mejorar o criticar cuando hace realmente falta lo que haga el partido en el Gobierno. Hay tantos otros partidos que podían ocupar más escaños y ayudar a gobernar el país... Este partido de extrema derecha no está respetando a los que un día les votaron, llevando a cabo una oposición de pena, sinceramente. Dejo como referencia un artículo que, si bien en un primer momento me chocó por el título, es muy interesante, y evidencia una situación actual en la que, si bien el partido del Gobierno no lo hace todo lo bien que pudiéramos desear, al menos conserva una actitud más dialogante y no arrogante, como la que sí demuestran los de Rajoy; un Rajoy que, cabe mencionar, ha dicho hace poco que para ser Presidente de este país deberían pedir algo más que el hecho de ser español y mayor de edad, pasándose por ciertas partes el hecho de que hay que conseguir más votos que los oponentes, cosa que el partido del Gobierno ha conseguido legítimamente gracias a todo el electorado. Hombre, por favor, señor Rajoy, vale que le importe un pimiento el pueblo llano, que usted pertenezca a la élite y le guste estar en su sillón con su copa de coñac y el puro en la mano observando a la plebe, que considera inferior a usted, pero al menos en público mantenga las formas y sea usted un poco hipócrita, que al fin y al cabo es esa plebe la que le puede llevar al poder que usted tanto ansía y del que se cree con total y legítimo derecho, piensen lo que piensen los españoles (usted, que tanto referencia a "los españoles piensan...", "los españoles quieren..." ¿es usted adivino para saber lo que realmente pienso? Mejor que no lo sepa).


No hay comentarios:

Publicar un comentario