21 nov. 2011

España no se ha "derechizado"

Entre tanta algarabía y fanfarria pepera parece extraño pensar que la derecha no ha cosechado un gran éxito, y que los españoles no se han escorado hacia la derecha. Pues eso es precisamente lo que pienso.


A saber:
  1. El P€P€ ha ganado con prácticamente el mismo número de votos que en 2008, cuando perdió las elecciones. Por tanto no parece haber convencido más que a los que ya tenía convencidos, aquellos que le votarían aunque pusieran a un mono con unos platillos de candidato.
  2. El P$O€ ha sido severamente castigado con 5 millones de votos menos (curiosamente como los 5 millones de parados que hay) por hacer políticas de derechas, a parte de por incompetencia y cobardía.
  3. Izquierda Unida ha subido mucho en votos, ha recuperado su grupo parlamentario y ha obtenido 11 escaños.
  4. Amaiur (izquierda) ha entrado a lo grande en el Congreso, con 7 diputados, siendo el partido más votado en País Vasco.
  5. UPyD (centro derecha) ha obtenido un buen resultado, pero en parte basado en que muchos de sus votantes piensan que es un partido de izquierdas O_o No me pregunten el porqué.
  6. Esquerra y BNG mantienen escaños.
Bajo mi punto de vista, y quitando el caso de CiU (partido de derechas que sí ha aumentado en votos y escaños considerablemente) que solo opera en Cataluña (ellos sabrán el porqué de esa confianza en los recortadores de la sanidad homófobos) la izquierda ha escapado del P$O€ y se ha repartido, y la derecha únicamente se ha mantenido, no ha conseguido convencer a nadie.

La mayoría absoluta del P€P€ únicamente se debe a la caída estrepitosa del segundo partido, el P$O€, severamente castigado por, precisamente, haber hecho políticas de derechas traicionando a su electorado (más o menos centrista pseudo-izquierdoso), además de por su incompetencia; y se debe también a una ley electoral fraudulenta, injusta y que da excesiva sobrerrepresentación al partido más votado, castigando a los demás.

Así que el P€P€ para mí poco tiene que celebrar. Ha ganado por eliminación; con todo a favor no ha sabido convencer a nadie, viviendo de sus hooligans, con un aumento de votos mínimo.

Eso sí, es bastante triste que nos gobierne un perdedor.

5 comentarios:

  1. Me estaba imaginando a Raxoi con unos platillos...

    XDDDDD


    Básicamente, mi análisis coincide con el tuyo. Me sorprende el resultado del BNG, que sigue pagando por su timorato papel en el bipartito. Me imaginaba que los gallegos le habrían perdonado.

    Yo entiendo que ahora toca el triunfalismo. Pero sinceramente, si yo fuera estratega del PP, hoy estaría muy preocupado. Pero mucho. Si en las mejores circunstancias posibles sólo es capaz de sacar medio millón más de votos que en 2008, cuando perdió las elecciones...

    Porque en las siguientes elecciones (que no creo que sean dentro de 4 años) se presentará en el gobierno, y los españoles ya habrán conocido cuál es su programa.

    Y hay un resultado que no comprendo, quizá porque desconozco la realidad catalana: el de CiU.

    Estupendo el estreno de Amaiur, que parece dar carpetazo final a la violencia de ETA. Me encanta, porque es un bofetón de la sociedad vasca a los ilegalizadores de ideas.

    ResponderEliminar
  2. Con una ley electoral justa se estarían cagando por la pata abajo.

    No es normal que medio millón de votos más se traduzcan en 32 diputados.

    Habría que hacer lectura también de la abstención y de los votos nulos y en blanco, creo son ciudadanos que mayoritariamente distan de ser de derechas.

    El PP no ha sacado mayoría absoluta, se la ha dado la ley electoral.

    ResponderEliminar
  3. Hay demasiado voto desperdiciado, no tenido en cuenta. Es una soberana estafa.

    Lo bueno es que el PP tiene un techo claro. Lo malo es que con eso le llega :(

    ResponderEliminar
  4. Fíjate, me alegra ver en twitter que Alberto Garzón opina lo mismo :)

    ResponderEliminar
  5. Y el gran Vinçenç Navarro también lo ve igual. Happy, happy :)

    ResponderEliminar