17 feb. 2005

Constitución Europea

Pues sí, es tiempo de ir a votar otra vez. Pero esta vez es una votación extraña para todos.
Habrá quien se haya leído el Tratado por el que se establece un Constitución para Europa entero o en parte, quien se haya informado más o menos, o quien directamente haya pasado del tema.
Yo he leído una bena parte, la que consideré que podía entender, pues los artículos de funcionamiento entre instituciones se me hacían de difícil digestión... Tras haber leído en él, tengo claro mi voto. No antes, y me explico:
La campaña que están haciendo los dos partidos mayoritarios de este país no es informativa. Se limitan a pedir el "sí para Europa" y quien quiera votar lo contrario es un "cerrado" o un separatista. Hombre, yo creo que cerrado es más bien aquel que no entiende que los demás puedan opinar algo distinto a lo que él opina ¿no?
Hay que respetar la postura que puedan adoptar todas las personas. Claro que es preferible que adopten esa postura por razonamientos propios y deliberaciones sensatas, y no por ver al politiquillo de turno en un mitin hablando magistralmente (ùltimamente ni eso hacen bien) y agitando una banderita y escuchando un himno partidista, en fin...
Pero esta gente (la que conforma los partidos mayoritarios) no es tolerante como nos quiere hacer ver, y además nos toman por tontos: votar No a este Tratado, no es votar No a Europa, por favor, y votar sí no es la solución mágica que solucione los problemas del mundo mundial...
Hay muchos motivos para votar que Sí, pero también hay muchos para votar que No, a mi forma de ver. Por lo que se decante uno va a depender quizá más de términos cualitativos, que cuantitativos. En cualquier caso espero que la gente vote libremente, en base a lo que piense de verdad, y no se deje intimidar por ese sí forzado que nos mete con calzador la "coalición" PP-PSOE. Quien vote Sí, que lo haga por que ve con sus propios ojos los beneficios que aporta este Tratado (Ojo: Tratado, no es la Constitución en sí lo que repartieron con los periódicos) por sobre los perjuicios. Debemos demostrar que somos librepensadores (al menos en la medida de lo posible) y no debemos tener miedo de un resultado no esperado: uno debe votar lo que cree, libremente.
Quiero resaltar que este referendum "no es jurídicamente vinculante" (dicho textualmente por el propio Borrell), con lo cual salga lo que salga podrían hacer lo que les saliera de las narices, aunque los políticos reconocen que no se atreverían a seguir adelante con este Tratado si el pueblo no lo respalda (me pregunto qué pasaría si se vota mayoritariamente el No).
En cualquier caso parece que va a haber una elevada abstención y la gente parece un poco desorientada respecto al tema, o simplemente "pasa". Quizá esas personas tengan su parte de culpa (uno también se tiene que interesar un poco por estos temas si quiere tomar una decisión madurada), pero los de "arriba" deberían darse cuenta de que hacer anuncios de televisión para vendernos un "Sí" como si fuese detergente no es informar sobre el Tratado en cuestión. Y los poquísimos debates y programas que hay sobre el tema son, sinceramente, poco objetivos (salvo quizá los programas de mañana, aunque no me parece horario de máxima audiencia, la verdad...).
En fin: "Vota feliz, vota contento, pero con tu pensamiento" (no con el de otros)

No hay comentarios:

Publicar un comentario