15 may. 2006

Cara y Cruz

La Cara es la carrera de Fernando Alonso, flamante ganador del Gran Premio de España de Fórmula 1 en un Montmeló lleno hasta la bandera. El piloto asturiano se mostró intratable en Barcelona, donde dominó de principio a fin, demostrando que hay mucho mundial, y que Schumacher tiene un duro rival en Alonso, que además es el vigente campeón. Los McLaren desaparecidos.
A la victoria de Alonso se suman las de Nadal en Tenis ante Federer (una vez más), intratable este año; las de Pedrosa y Barberá en motos y las del campeonato de Marcha en A Coruña. Chapeau para la afición y los deportistas españoles.


La Cruz es la poca afluencia de gente a la sentada convocada para este domingo a las 17:00 horas en Vigo, al igual que muchas otras ciudades del país. Ni 200 personas seríamos allí, sentados en Policarpo Sanz, al lado del Sireno. Pocos pero voluntariosos, todo hay que decirlo. En Coruña aún fue más escasa la participación. Una lástima. Para botellones o celebraciones del Celta por la clasificación para la UEFA (de la que me alegro muchísimo y por la que felicito al equipo celeste) nos concentramos todos en masa. Pero para reclamar una vivienda digna y asequible para todos, como garantiza la Constitución, debe dar más pereza. Lo dicho, una lástima. Menos mal que en otras ciudades como Madrid o Barcelona, la afluencia fue mucho mayor (y no solo en proporción). Vigo es la tercera ciudad en carestía de las viviendas, pero no fue la tercera ciudad en afluencia a la convocatoria. Quizá ello explique muchas cosas acerca de esta ciudad de contrastes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario