26 mar. 2007

14 mitos sobre el alcohol


Leído en "Concordia Total":
Son muchos los mitos que circulan acerca del alcohol, algunos con más fundamento que otros, aunque ninguno puede alterar ilícitamente el resultado de un dedo acusador con tanta fuerza como el del alcoholímetro de los guardias civiles. 
Éstos son los más conocidos:


  1. Al combinar cerveza, vino y licor te pone más ebrio que si tomas solamente de una de estas tres: Ya lo creo! No porque cambies de sabores te vas a poner más borracho, lo que determina tu estado de ebriedad es el contenido de alcohol en la sangre.
  2. Un baño con agua fría y una taza de café te ayuda a ponerte sobrio: Nunca pasa. Nada te puede poner sobrio más que el tiempo. Con el agua obtenemos un borracho limpio y tomando el café solamente eres un borracho bien despierto.
  3. Si comes cuando bebes te emborrachas menos. «Es un mito a medias. Lo único cierto es que el que come con alcohol tarda más tiempo en apreciar sus efectos que el que se lo toma sin haber ingerido ningún alimento, que apreciaría sus consecuencias de forma casi inmediata.
  4. El grano de café. No es efectivo porque el grano absorbe el alcohol que se encuentra en la saliva, mientras que el alcoholímetro de los agentes mide el alcohol que está en los pulmones.
  5. Salir del coche y ponerse a correr. El ejercicio físico aumenta la velocidad de metabolización del alcohol, pero esto no se aprecia hasta pasadas al menos dos horas.
  6. Es bueno hacer ejercicio porque se mueve el corazón, la sangre y orinas más, una de las vías de expulsión del alcohol.
  7. Tomar Almax. Este medicamento es un protector de la mucosa gástrica. Evita que algunas sustancias se absorban por el estómago y al igual que ocurre cuando se bebe y a la vez se come algo, retarda los efectos de la bebida. Pero volvemos a lo mismo. Los alcoholímetros miden el alcohol que se encuentra en los pulmones.
  8. Masticar chicle. Al producir saliva se ralentiza el proceso que permite que el alcohol pase a los pulmones, pero en una cantidad tan mínima que no altera en nada la medición del alcoholímetro.
  9. Ingerir aceite. Retarda la absorción del alcohol, pero no altera la medición que se hace de los pulmones. Tiene efectos laxantes a las dos horas de tomarse unas cucharadas.
  10. Beber agua. No tiene fundamento, porque no ayuda a diluir el alcohol.
  11. Comer hierba. Es sólo un laxante. No tiene valor alguno.
  12. Pasta de dientes. Tampoco tiene ninguna utilidad.
  13. Vomitar. Lo único que se consigue es eliminar el alcohol del estómago, pero no el que está en los pulmones.
  14. El alcohol con azúcar emborracha más. Falso. El azúcar no altera el metabolismo del alcohol.
  15. (De regalo) Beber con una pajita es más embriagador. No es cierto. Sólo que con una pajita se ingiere el alcohol más rápidamente que sorbo a sorbo de tal manera que los efectos de la bebida se aprecian antes.


      1 comentario: