10 mar. 2007

Tanto por hacer

El 8 de Marzo ha sido el Día de la Mujer. Ojalá llegue un día en el que sea un día únicamente de celebración para las mujeres por el hecho de serlo, y sentirse orgullosas de ser como son, no un día lleno de reivindicaciones (muchas de ellas derechos básicos), pues ello querrá decir que se ha logrado una normalidad en la convivencia entre hombres y mujeres, y que ninguna de éstas será discriminada de forma sexista, ni maltratada, ni despreciada, ni humillada. Quizá llegue un día en que no se obligue a una mujer a taparse la cara con un velo, un día en que no se practiquen ablaciones, ni violaciones, ni acoso laboral, ni se despida a una mujer por embarazo, ni se hable de que los hombres "ayuden" en casa sino que haya un reparto real de tareas y responsabilidades. Mientras ese día no llegue, habrá que seguir reivindicando todos los días para que el 8 de Marzo sea un día de fiesta, y no otro más de lucha contra tantas injusticias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario