25 oct. 2009

Machinarium

Machinarium es un pequeño vicio. Con un diseño visual sublime y una gran banda sonora, los niveles de este juego de romperse la cabeza son una delicia.

En este juego multiplataforma - al estar hecho en flash lo tenemos para Mac, Linux y Windows - manejamos a un pequeño robot desterrado que se ha de buscar las habichuelas en un mundo triste, caótico y ausente de seres humanos.


El manejo es sencillo, y las animaciones de todos los personajes son muy graciosas y variadas. Más de una vez nos atascaremos buscando el elemento que nos falta, o pensando cómo encajar lo que tenemos, o por dónde ir a donde queremos llegar.

Se trata de un juego independiente de una pequeña empresa checa, Amanita Design. En la web del juego podéis jugar una demo para haceros una idea de como se desarrolla la trama (sencilla) y como se maneja el personaje.

Su precio es de 23$ (unos 15€), y se puede comprar vía web. Nos darán los links para poder bajar las versiones de todos los sistemas operativos y la banda sonora a buena calidad.


Juego | Machinarium


5 comentarios:

  1. Es genial!!! Yo ya he jugado, y engancha que no veas...aiss, es tan mono!! jijiji

    ResponderEliminar
  2. Checo, tenía que ser CHECO.

    El juego no creo que lo pruebe porque no tengo tiempo. Lo mío son los simuladores de vuelo, y hace años que no tengo ninguno instalado...

    Ahora, los decorados son maravillosos, parecen salidos de la imaginación de Kafka. También en los juegos hay arte...

    ResponderEliminar
  3. jeje Sabía que os iba a gustar. Tiene un diseño... mmmm...

    Mendi, yo creo que a este tendrías que dedicarle menos tiempo que a un simulador de vuelo... ¡Buf!

    A mí hay juegos que me encantan, pero suele hacer falta tiempo, y de eso no hay mucho.

    En los juegos (como en tantas cosas) claro que puede haber arte. Por desgracia, cuanto más grande es una compañía más autenticidad pierde, justo cuando más medios tiene.

    Lo que me ha gustado mucho ha sido disfrutar tanto con un juego en dos dimensiones aparentemente tan sencillo. No hace falta tener el equipo del siglo para poder disfrutar de los juegos.

    ResponderEliminar
  4. En los simuladores lo que tienes que aprender es a volar. Unas vez que lo dominas, ya te da igual un 737 que un Chaika. Luego queda la aviónica, pero como solía volar con aviones antiguos, con motores de pistones, te ahorras un montón de botoncitos (aunque aún tenían bastantes controles).

    Sin llegar a ser un jugón, sí que me han gustado los juegos. Pero el problema es que no tengo tiempo, además que ya bastante se me cansan los ojos con curro y bloguerías.

    Por cierto, que la "escalada armamentística" con lo de los equipos ya es preocupante. He conocido peña que se gastaba MEDIO KILO en un ordenador, que sólo lo quería para jugar (porque para trabajar te vale perfectamente un cacharro de hace diez años). Una gráfica de menos de 1000 ouros no valía para nada, y así...

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Jesús!! Vaya elementos conoces tú...

    Por desgracia, las grandes compañías se dedican a sacar motores gráficos muy potentes, pero que cada vez requieran más máquina, alimentando el negocio, claro. Pero las ideas originales... De esas salen pocas.

    ResponderEliminar