31 ene. 2011

Solidaridad con José Luis Burgos, en huelga de hambre

Una protesta que daba inicio con una primera huelga de hambre que duró 24 días y que decidió terminar ante el peligroso empeoramiento de su estado de salud. Ante la presión recibida, el Banco Santander accedió a suspender la subasta de su vivienda el día 15 de diciembre pasado, reconociendo al afectado que tenía derecho a la indemnización del seguro que le obligaron a realizar cuando suscribió la hipoteca de su vivienda con esta entidad, y que él venía reclamando desde hacía ya más de 2 años sin que la entidad se lo concediera.
Ante las humillantes condiciones con las que pretende indemnizar el Banco a esta persona, no asumiendo la entidad sus responsabilidades en lo que podría claramente entenderse como un caso de fraude y estafa, el Sr. Burgos decidió no aceptar la insuficiente indemnización con la que el banco le pretendía callar, continuando así su protesta ante las puertas del Santander.
El banco, sin ningún tipo de escrúpulo y con una arrogancia y crueldad absolutas, se ha permitido castigar la rebeldía de este ciudadano subastando de nuevo su vivienda el próximo día 9 de febrero, ante lo cual, el Sr. Burgos ha respondido con el inicio de una segunda huelga de hambre que comenzó el pasado día 18 de enero de 2010. Todo ello en unas condiciones climáticas y personales absolutamente adversas y desalentadoras.
Quiero manifestar mi absoluta indignación ante la actitud vil, discriminatoria e injusta del banco, pero también ante las vigentes leyes retrógradas que permiten abusos de este tipo; así como por la pasividad por parte de políticos y medios de comunicación, que apenas se han inmutado ni interesado realmente por este tema, a pesar de haber sido notificados y requeridos en repetidas ocasiones.
La falta de ética profesional de la generalidad de nuestros políticos y profesionales de la comunicación, únicamente es equiparable a su escasa humanidad y conciencia. Unas personas que parecen haber sucumbido completamente al poder de esta y otras entidades financieras, olvidando por completo sus obligaciones con esta sociedad y los compromisos electorales contraídos con la ciudadanía. Unos profesionales de la comunicación que parecen haberse convertido en showman o presentadores de circos, donde prima la noticia absurda y el espectáculo por encima de una información libre e independiente que ayude a preservar esta democracia.
Esta carta dirigida al Sr. Botín pretende dar visibilidad a este caso, y muchísimos otros similares que surgen diariamente y parecen condenados al olvido y el desprecio de una mayoría de políticos y periodistas. Exijo una mayor responsabilidad democrática y profesional de estas personas y que dejen de ocultar casos como el de José Luis Burgos.
Exijamos al Banco de Santander que abandone su actitud abusiva frente a los más débiles a través de esta carta a Botín.
Para seguir el caso se puede acceder al propio blog de José Luis Burgos, y este artículo de Rosa María Artal.


Visto en | La cueva de picapiedra

5 comentarios:

  1. Del dibujo de Azagra, a mí me espanta el letrero "Todos podemos acabar igual".

    Y es totalmente cierto. Ninguno estamos a salvo de que una enfermedad nos saque del mercado laboral, y nuestras deudas se nos caigan encima.

    O no ya una enfermedad, simplemente una racha sin encontrar trabajo. Porque al menos con una invalidez tienes una pensión...

    ResponderEliminar
  2. Sí, como comentabas en una entrada en tu blog ahí atrás, aquí al que no aporta al sistema y como quiere el sistema, chao. Hasta los neandertales cuidaban a los que no podían aportar, por mantener la comunidad, como señalabas. Se ve que hemos involucionado.

    ResponderEliminar
  3. Es evolución, lo que pasa es que somos unos retrogrados y no somos capaces de entenderlo... si ya lo decía el chacho Adolf...ese si que gustaba a nuestros patrones.

    ResponderEliminar
  4. El VATICANO FIJA LAS NORMAS PARA CELEBRAR LA MISA EN LATIN. La Vanguardia.com 13-05-2.011
    Como católico practicante he de expresar mi agradecimiento a la jerarquía eclesial, por esta iniciativa que propone el latín como lengua común. El latín como legua única, en un rebaño poliglota, facilitará, la comprensión de las insistentes propuestas para acabar con el paro y la crisis que nos hacen a diario desde los púlpitos. La madre sufre cuando sus hijos, por falta de comprensión, no atienden las sabias y prudentes palabras de la doctrina social con la que pretenden guiarnos: “Si te piden prestado no prestes con interés, presta mejor al que no pueda devolvértelo”
    Los católicos hemos de ponernos las pilas y esforzarnos en aprender latín, que de ese idioma sabe mucho la iglesia, y los banqueros.
    Señor Botín, aprovecho estas líneas para enviarle un cálido y afectuoso saludo de mis partes y de las de José Luis Burgos, ese SEÑOR paralítico que, como usted bien sabe, le admira y aprecia tanto como yo.

    ResponderEliminar
  5. El VATICANO FIJA LAS NORMAS PARA CELEBRAR LA MISA EN LATIN. La Vanguardia.com 13-05-2.011
    Como católico practicante he de expresar mi agradecimiento a la jerarquía eclesial, por esta iniciativa que propone el latín como lengua común. El latín como legua única, en un rebaño poliglota, facilitará, la comprensión de las insistentes propuestas para acabar con el paro y la crisis que nos hacen a diario desde los púlpitos. La madre sufre cuando sus hijos, por falta de comprensión, no atienden las sabias y prudentes palabras de la doctrina social con la que pretenden guiarnos: “Si te piden prestado no prestes con interés, presta mejor al que no pueda devolvértelo”
    Los católicos hemos de ponernos las pilas y esforzarnos en aprender latín, que de ese idioma sabe mucho la iglesia, y los banqueros.
    Señor Botín, aprovecho estas líneas para enviarle un cálido y afectuoso saludo de mis partes y de las de José Luis Burgos, ese SEÑOR paralítico que, como usted bien sabe, le admira y aprecia tanto como yo.

    ResponderEliminar