28 feb. 2011

Analepsis y olé


No puedo últimamente sino sentir una sensación de analepsis, una especie de vuelta al pasado nada agradable, pues los motivos no son buenos. Y es que parece que últimamente este país quiere repetir su historia más reciente, con sus detalles más desagradables al frente. Aquella época final de la última legislatura de Felipe González, donde los casos de corrupción y las cifras de paro mareaban.


Quién no recuerda casos como el de Roldán, allá por el 94, entre otros muchos casos de corrupción de la época final de González. Corrupción, un término muy ligado a España, nada de lo que enorgullecerse en este caso. Del GAL mejor ni hablamos. Lo malo es que a día de hoy, las cosas no han mejorado mucho en este sentido, pues casos como el Gürtel o el Malaya demuestran que seguimos en el mismo punto.




El paro es otro tema que estuvo y vuelve a estar de moda. Hay quien aún quiere usar el tema de que la crisis es mundial (también en esto volvemos al pasado, recordando la crisis del 93), y de que en todos los sitios están igual (o casi) de mal que aquí. Pues veamos, bien o mal, lo que tengo claro es que en otros países están trabajando, mientras aquí estamos en paro. Y para quien no se fíe de las palabras, un par de imágenes:



No hay ni un solo país en la zona euro con un nivel de paro semejante, ni si quiera cercano. Ni en el mundo desarrollado. Nada menos que un 20,2% de la población activa, más de cuatro millones y medio de personas. Para comparar, y ya que estamos en la analepsis, en la época de González se alcanzó la nada despreciable cifra del 24,6% de paro, todo un logro.



Pero si algo me ha hecho recordar aquella época, en suma a todo lo anterior, ha sido la nueva debacle de Ruiz Mateos y su pseudo-imperio, Nueva-Rumasa. Cómo olvidar aquella expropiación, aquel "Que te pego leche", aquel traje de Super man, que se ponía para dar la nota, aquella cantidad de gente que se quedó en paro, y los millones que se fueron por el desagüe... Casi igualito que hoy en día, en el que la empresa Nueva Rumasa debe un montón de dinero, y los proveedores están que trinan por cobrar lo que se les debe.


De los recortes de los últimos tiempos ya hemos dicho y comentado todo, han sido muchos pasos atrás. Eso sí ha sido una vuelta a un pasado, pero más lejano, si cabe.


En fin, así me siento, como si hubiéramos desandado lo andado en los últimos años. ¿Realmente hemos avanzado? 

3 comentarios:

  1. Estamos condenados a tropezar continuamente en la misma piedra, una y otra vez.

    Corrupción, dinero fácil, pelotazo...cataplof. Cuando salgamos de esta, otra vez volveremos a las andadas, a construir castillos en el aire.

    ResponderEliminar
  2. Debe ser cierto aquello de que la Historia son ciclos que se repiten.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí que debe ser cierto... Por desgracia. En ese sentido no cabría esperar nada nuevo o, al menos, diferente de cara al futuro... :(

    El tema es que, viendo el pasado, cuando alguien quiere de verdad cambiar esta dinámica, van y se lo cargan...

    ResponderEliminar